craps juego Los siguientes consejos para reducir las posibilidades de perder cuando jugamos a los dados, se basan en una estrategia denominada como “Cálculo de cuotas bajas”.

Por supuesto, que existen muchas otras tácticas pero, en esta ocasión, nos vamos a referir a esta, por cuanto la consideramos bastante acertada desde el punto de vista de las estadísticas. Será necesario, entonces:

  1. Debemos determinar el número de resultados favorables en cada situación: supongamos que vamos a apostar a lanzar un solo dado. En tal caso, apostamos en el número en el que consideramos que va a caer el dado una vez lanzado.
  2. Supongamos, además (dentro de la misma situación hipotética), que apostamos por sacar un 1 o un 2. En este caso, existen dos posibilidades de que salgaos ganadores, esto es: si el dado cae en 2, ganamos y, si cae en 1, también. Por ende, tenemos dos posibles resultados favorables.

juego de dadosSin embargo, existe otra perspectiva desde la que podemos analizar la misma situación en casino.

Es posible ver la situación como un número total de resultados posibles, menos el número de resultados favorables.

Entonces, al lanzar un dado, el número total de resultados posibles es igual a seis, uno por cada car del dado. Retomando el ejemplo, tenemos que restamos dos (el número de resultados favorables, recordemos) de seis, así: 6 – 2 = 4, que es el número de resultados desfavorables.

Además, podríamos restar el número de resultados desfavorables del número de resultados posibles, con el fin de hallar el número de resultados favorables.

  1. Es muy importante expresar cuotas de manera numérica: usualmente, las cuotas se expresan como “la relación entre resultados favorables y resultados desfavorables”, utilizando dos puntos, normalmente. Retomando el ejemplo que veníamos plasmando, la cuota que expresa nuestra probabilidad de éxito, es 2:4, es decir, dos posibilidades de ganar contra cuatro posibilidades de perder. Entonces, si procedemos a dividir ambos términos por el común múltiplo de dos, es posible simplificar como una fracción normal de 1:2, una relación que se puede definir como una “cuota de 2 a 1”.

En el mismo orden de ideas, podemos representar esta relación a la manera de una fracción que, para el ejemplo que nos ocupa, se expresa 2/4 que se puede simplificar como ½.

Así las cosas, una cuota de ½ no significa que tenemos la mitad o el 50 % de probabilidades de ganar porque, en realidad, la probabilidad de éxito es del 33.33 o, lo que es lo mismo, 1/3. Debemos recordar que las cuotas son la relación entre los resultados favorables y los desfavorables y no una medida numérica de las probabilidades que tenemos de ganar.

  1. Determinemos el número de resultados desfavorables: resulta que en los juegos de azar, siempre está presente la posibilidad de perder. Si apostamos a que vamos a sacar un 1 o un 2, significa que perderemos si sacamos un 3, un 4, un 5 o un 6. En vista de que podemos perder al sacar cualquiera de estos últimos cuatro números, tenemos que existen cuatro resultados desfavorables.Kit de craps